| 9/29/2016 12:00:00 AM

Sea prudente: ¿Qué temas debe evitar en la oficina?

La oficina es uno de los sitios donde más cuidado se debe tener con lo que se habla, porque no todas las personas reciben la información de la misma forma. Hay temas que es mejor evitar.

Permanecer durante ocho horas o más en la oficina compartiendo con las mismas personas hace que los vínculos con los compañeros se fortalezcan, se incrementen los niveles de confianza y, como resultado, terminen hablando de todo tipo de temas, desde personales hasta profesionales, incluidos aquellos que no son muy convenientes.

Aunque en las organizaciones no deberían existir temas vedados, es claro que muchos de ellos deben quedarse fuera del entorno laboral, como una buena forma de evitar malos entendidos y diferencias entre los colaboradores.

Conversaciones sobre religión, política, cuestiones de género y posición económica pueden eventualmente herir sensibilidades o generar malestar. En estos casos, es mejor mantenerse callado sobre asuntos que involucran muchos detalles íntimos o resultan tan emocionales que pueden ofender a quienes tienen una opinión distinta.

Lea también: La historia de We Work y la revolución del mercado de oficinas

Pero más allá de estas temáticas, que son muy personales, también hay otras relacionadas con el propio entorno laboral que deben abordarse con prudencia o en lo posible evitarlas y es allí cuando la inteligencia emocional y la debida madurez pueden ser grandes consejeras. Aquí algunos de los temas “tabú”.

Hablan los expertos

Javier Echeverri

Country Manager de ManpowerGroup en Colombia

Las relaciones laborales exigen mucha inteligencia emocional y esto implica respeto, madurez y prudencia. Tanto en la oficina como en espacios sociales, las personas no deberían tocar temas relacionados con posiciones políticas ni religión. Esto puede sonar un poco anticuado pero desafortunadamente nuestra sociedad aún no está preparada para respetar ideologías diferentes a las propias.

Lea también: Alquilar oficinas de lujo en Bogotá es más barato

Liliana Guzmán

Directora de talento humano de Adalid

Hay temas muy sensibles y en mi opinión deberían socializarse sin ninguna restricción, pero el momento por el cual atraviesa nuestro país nos demuestra que la gran mayoría de personas no está dispuesta a respetar la decisión del otro, y es algo en lo que desde las organizaciones deberíamos trabajar para eliminar estos temores de socializar sobre dichos temas, ahondando en el respeto y libre pensamiento.

1| Salario. Aunque muchos trabajadores no tienen inconveniente en dar a conocer su salario, no hay que olvidar que, cuando no hay escalas bien definidas, se pueden generar diferencias de sueldos que pueden afectar el ambiente laboral.

2| Antigüedad. No todas las personas se sienten orgullosas de los años que han permanecido en una organización, y algunos prefieren que sea algo que quede en la intimidad. Hablar de este tema puede generar malentendidos, pues los compañeros antiguos pueden entender que se les está diciendo que ya es hora de que se vayan o que, si no salieron de esta empresa, es porque no son buenos profesionales. Es necesario ser prudente. Cada quien tiene sus razones para mantenerse en una compañía.

3| Deseos de ascenso. Por más que los resultados del colaborador sean positivos, que tenga muchos proyectos y posibilidades o se sienta orgulloso de sus logros y sus proyectos ambiciosos, es mejor que se los guarde para sí mismo y los comparta solo con sus seres más queridos.

Lea también: Lo que no se hace en la oficina

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?