| 5/13/2016 12:00:00 AM

¿Qué pueden aprender los empresarios de los cuentos de niños?

Los clásicos infantiles pueden convertirse en instrumentos clave para los empresarios de hoy. Aquí, algunas lecciones que pueden servirle a la hora de tomar decisiones.

Los cuentos infantiles son la forma tradicional de divertir a los pequeños lectores, pues no solo los entretienen sino que les aportan lecciones para la vida real. Pero hay quienes creen que sus enseñanzas no solo son tema de niños: también pueden ser aplicables a los negocios.

Relatos como los de los hermanos Grimm, Perrault o Andersen contienen lecciones de liderazgo para los ejecutivos de hoy, afirmó Manfred Kets De Vries, profesor de liderazgo y cambio organizacional y economista de la Universidad de Ámsterdam al portal Mundo Ejecutivo. Es claro que existen similitudes entre los hechos de estos cuentos con lo que pasa en las compañías: logro de objetivos, retos y temas de sucesión, entre otros.

Lo propio sucede con fábulas, como El león y el ratón, en el que la lección es que no se debe menospreciar a nadie. El mensaje de La zorra y las uvas apunta a que no se puede culpar a los demás por los logros que no se alcanzan; y en La liebre y la tortuga, la moraleja es que la carrera del empresario es una maratón y no una carrera de velocidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?