| 7/13/2014 9:30:00 AM

Locos por el trabajo

La adicción al trabajo puede ser perjudicial para la salud, pero, además, genera desequilibrios en los ambientes laborales. Claves para evitar este desorden.

Estar pendiente de los temas del trabajo a través del computador, la tableta o el celular durante las 24 horas del día, los siete días de la semana, no es tan bueno como muchos jefes podrían pensar.

En la mayoría de los casos este comportamiento termina convirtiéndose en una adicción al trabajo o workaholismo –como se le conoce técnicamente– y afecta no solo el comportamiento personal sino el desempeño en el ambiente laboral.

“Ser un buen trabajador es una virtud, pero serlo en exceso puede dar lugar a un riesgo psicosocial. Esta obsesión por asumir más tareas genera conflictos en la organización. Por lo general, los empleados que trabajan más tiempo del necesario no se pueden enfocar en estructurar ideas creativas para las compañías”, asegura la experta Martha Suescún, directora de la Fundación Libérate.

En otras palabras, los jefes que sueñan con tener en su equipo a empleados que vivan solo para trabajar pueden ir archivando estos deseos pues, antes que una bendición, tenerlos a cargo puede convertirse en una pesada carga, ya que resultan menos creativos e innovadores que sus compañeros, y la mayoría de veces poco flexibles.

Los expertos consideran importante que las compañías aprendan a reconocer algunos rasgos comunes de las personas adictas al trabajo y a entender que en ocasiones estos comportamientos se presentan porque los empleados tienen una necesidad excesiva de reconocimiento social de sus labores o alguna dificultad para el desarrollo de trabajos en equipo.

Pablo Londoño, socio de CTPartnes, asegura que el balance en todas las facetas del ser humano es un componente fundamental para conseguir el equilibrio necesario en la meta por alcanzar el éxito. “Esta proporción no solo se plantea en lo espiritual y personal, sino también en el campo laboral y de negocios”.

Además, la adicción al trabajo puede generar problemas dentro de las mismas compañías, pues este tipo de personas puede llegar a desequilibrar y desbalancear la armonía del ambiente laboral y crear un estrés adicional que termina afectando el buen ambiente y, sobre todo, los resultados. ¿Cómo lidiar con la adicción al trabajo? Si usted ha detectado que comienza a padecer los síntomas del workaholic, estas recomendaciones de los expertos le permitirán iniciar una terapia de recuperación.

***
Los riesgos
La productividad se puede verse seriamente afectada. Preocupaciones y soluciones.

1| Bájele al Internet. Las personas que se mantienen conectadas por largos periodos a internet pueden presentar trastornos de depresión, ansiedad o estrés que pueden impactar de forma negativa el entorno laboral. La recomendación: reducir la exposición al computador sin descuidar su trabajo.

2| Golpe a la productividad.
El desempeño de un empleado con este desorden no va a ser el mejor, pues la falta de sueño y la compulsividad por estar conectado no le permitirá ser productivo. Las organizaciones empresariales necesitan personas que realmente aporten su talento; al fin y al cabo las compañías son el resultado de un cúmulo de talentos.

3| No saben liderar. Las personas adictas al trabajo tienen falencias en algunas de sus competencias, bien sea personales o profesionales. Esta “dedicación” es un compensatorio a una debilidad latente en liderazgo –incapacidad de delegar– o estratégica –incapacidad para orientarse hacia un objetivo–.

4| Costos organizacionales. En cualquier caso, la adicción de un colaborador es un punto que debe estar en la agenda de las directivas, pues puede resultar costoso desde el punto de vista de productividad, ya que no necesariamente quien trabaja más tiempo es quien da mejores resultados.

5| No le reste importancia al tema. Ante la presencia de colaboradores que presentan este tipo de desorden es importante que las empresas hagan un seguimiento. Las personas que se vuelven adictas al trabajo, en muchas ocasiones, quieren escapar de su realidad fuera de la oficina y encuentran en el trabajo el lugar perfecto para hacerlo.

6| Genere espacios de esparcimiento. Promover espacios diferentes a los laborales ayuda a minimizar estos desórdenes y a que la comunidad organizacional se sienta a gusto y en muchos casos aumente su rendimiento laboral. Esta se convierte, además, en una forma de evitar problemas de salud y otro tipo de adicciones.

***
Cómo lo hacen

Lograr un equipo de personas integrales es lo más aconsejable para los empresarios.

Pierre-Yves Calloc’h, Gerente Pernod Ricard

“Es importante que las personas tengan un equilibrio entre su vida personal y laboral. Está demostrado que los colaboradores que logran dicho balance son más creativos e innovadores y esto es clave. En el caso de nuestra empresa, esto es determinante debido a que en nuestra cultura corporativa un valor fundamental es el espíritu emprendedor”.Jaime López

Jaime López, Gerente Jonnhy Rockets

“La búsqueda de ecuanimidad y ponderación en la parte laboral permitiendo el espacio para que el empleado desarrolle sus gustos personales fuera de su ltrabajo, faculta a las empresas a incrementar la productividad, mejorar el ambiente de trabajo, y genera ese balance para llevar una vida armoniosa en lo laboral, social y espiritual”.Rodrigo Ferreira

Rodrigo Ferrerira, Presidente Emtelco

“El justo medio debe ser lo que prime. La vida debe estar sustentada en lo personal, académico, profesional y laboral; y para las empresas es importante contar con personas integrales. En nuestra empresa generamos espacios diferentes al laboral para que los equipos se desconecten del trabajo y se creen ambientes agradables”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?