| 2/5/2014 8:00:00 PM

Lo que ellas quieren

Autonomía, equilibrio entre trabajo y familia y meritocracia es lo que piden las mujeres para ascender en la vida laboral. Seis tips para atraer y retener a las mejores ejecutivas.

La batalla de los sexos sigue sin resolverse en los altos cargos de las empresas. Aunque con frecuencia aparecen estudios que resaltan la importancia de incorporar más talento femenino en los altos cargos de las compañías, pocas han diseñado estrategias para atraer a las mujeres. De hecho, no muchas empresas en el país tienen mujeres en las fotografías de sus directivos.

Isabel Londoño, directora de la Fundación Mujeres por Colombia, asegura que la falta de prácticas adecuadas que permitan atraer y retener talento femenino, ha llevado a que a muchas mujeres talentosas y preparadas terminen ‘vetándolas’. “Muchas de ellas no están dispuestas a trabajar en esos lugares, ya sea porque no tienen un sistema transparente de ascensos o porque entre sus directivos no aparece ninguna mujer”, asegura.

Esto termina afectando el resultado de la compañía porque, como lo asegura el español Rafael González, de la consultora People Excellence Colombia, “hoy sabemos que las organizaciones tienen un desempeño superior en ambientes de trabajo buenos y donde haya diversidad de género porque hombres y mujeres no valoran por igual las situaciones y el aporte de ambos es fundamental”. Pero ¿cómo hacer en las empresas para no espantar a las mujeres?

Los expertos identifican seis tips que pueden ayudar a las compañías a entender mejor los intereses de las mujeres y a retener su talento en los altos cargos.


Cómo atraerlas
Estas son algunas premisas clave para lograr que más mujeres contribuyan con su talento al crecimiento de las empresas.

1| De tú a tú. Las mujeres valoran mucho más el contacto social y la relación directa con sus pares o jefes. Esto implica establecer canales de comunicación o escenarios de socialización al interior de la compañía que permitan el intercambio de ideas y estén abiertos a las sugerencias e inquietudes.

2| Para dónde vamos.
La claridad estratégica, coherencia y consistencia, así como un liderazgo participativo que indique a los colaboradores para dónde van, no solo permite alcanzar metas sino también retener de manera más efectiva a las colaboradoras.

3| ¡Tú puedes!
Uno de los mayores retos para los jefes es dar autonomía a las mujeres. En ocasiones, por desconfianza en su capacidad o por discriminación de género, los jefes buscan controlarlo todo. Según González, las ejecutivas que han logrado ascender destacan que haberles confiado tareas y proyectos les permitió desarrollar confianza en sus propias capacidades y en el desarrollo de sus carreras.

4| Darwin tenía razón.
La meritocracia es tal vez uno de los temas más desprestigiados en el ámbito laboral. Las mujeres se quejan de que algunos ascensos obedecen al género –hombres primero–, amistad o incluso apariencia, sin tener en cuenta la competencia, las habilidades y, sobre todo, los resultados.

5| ¿Inalcanzables? Aunque las empresas lo niegan, muchas mantienen un ‘techo de cristal’ que les impide a las mujeres escalar. Isabel Londoño asegura que un sistema de ascensos claro, puede ser determinante para contar con más talento femenino. Incluso, hoy las firmas que no tienen mujeres en cargos directivos ‘espantan’ a las jóvenes más talentosas, pues ellas entienden que allí no tendrán oportunidades de crecimiento profesional.

6| Equilibristas.
Conciliar la vida familiar con el trabajo es uno de los principales reclamos laborales, pues ellas deben cumplir los roles de trabajadoras, esposas y madres. Para evitar que las madres talentosas dejen sus carreras, las empresas deben generar un ambiente de flexibilidad horaria y trabajar un modelo de logros y resultados.


Qué les aburre…


Magdalena Pardo
Presidente de la Cámara Colombo-Venezolana

Me aburren cosas como un ambiente machista, donde se valore y se promocione a la mujer por su físico, o también las aproximaciones personales por parte de los jefes, como por ejemplo invitar a salir a la secretaria o una subalterna. También el maltrato en general y peor si es discriminatorio, o una remuneración inferior frente a igual trabajo.


Sandra Fonseca
Presidente de la EEB

El mito de que las mujeres no trabajan bien con otras de su género. Es interesante trabajar con mujeres porque hay colaboración. Si algo me ha aburrido en mi carrera es tener que explicar que las mujeres no pelean con otras por ser mujeres, por supuesto hay discusiones profesionales por diferencia de criterios, pero una vez se llegan a acuerdos, implementarlos es más fácil.


Adriana Suárez

Directora de Endeavor Colombia

La falta de transparencia o claridad en las evaluaciones de desempeño de los empleados, sobre todo cuando están ligadas a favoritismos. Empresas que garantizan planes de carrera objetivos y transparentes, en donde se miden resultados y competencias para los ascensos, son firmas que tienen empleados, mujeres y hombres, con alto desempeño.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?