| 8/8/2014 6:00:00 AM

Una imagen vale más que….

La falta de ética, el bajo desempeño y los problemas de relacionamiento son factores que juegan en contra de la reputación profesional.

En el trabajo como en la vida diaria cometer errores es muy fácil. Pero, como siempre es posible enmendarlos, nada mejor que aprender de los errores del pasado para tomar precauciones, evitarlos a futuro y ahorrarse inconvenientes que puedan afectar la historia laboral y profesional de las personas.

Sin embargo, hay errores que pueden resultar fatales para la carrera profesional, fomentar un ambiente negativo en la oficina o, incluso, llevar al despido.

Rafael Ortega, Managing Principal de Korn Ferry, asegura que en el ambiente laboral se pueden presentar muchas equivocaciones, sin embargo, las más serias están relacionadas con la falta de ética y valores, el abuso de confianza y la ambición excesiva, que podrían terminar con la carrera de un ejecutivo dentro y fuera de la organización.

Para Elisa Restrepo, gerente de marca de Avon, la constancia y el trabajo duro a largo plazo aseguran que una persona pueda demostrar no solo sus cualidades técnicas y estratégicas en el ambiente laboral, sino también su estructura ética.

Otros errores que tienen que ver con problemas de relacionamiento o bajo desempeño también pueden afectar la reputación de un empleado. Estos se pueden prevenir con planes adecuados de desarrollo y acompañamiento a los ejecutivos. En estos casos, es importante procurar que los colaboradores estén preparados de una manera adecuada al momento de asumir los nuevos retos que se les plantean.

Finalmente, es importante tener presente la frase célebre de Confucio según la cual “el hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor”, y que evidencia la importancia de resarcir las equivocaciones para mantener una buena imagen, tanto en lo personal como en lo laboral. Estas son cinco equivocaciones frecuentes que, según los empresarios, se deben evitar porque ponen en riesgo la reputación profesional.

1| No tome el crédito por el trabajo de otro. Ganar “indulgencias con avemarías ajenas” puede ser muy tentador. Pero nada genera más desconfianza que un empleado que se toma el crédito por algo que hizo otra persona. Lo importante en la empresa es hacer bien el trabajo y ganarse el reconocimiento sin tener que ‘echar mano’ de lo que hacen los demás. Cuando se logra un triunfo al interior de la organización, este habla por sí solo y le brinda la posibilidad de mostrar sus capacidades. Esta es una opción que no tiene pierde: los resultados se verán.

2| No tape errores. Tratar de cubrir las fallas cometiendo otras equivocaciones puede ser muy perjudicial. La frase popular de que primero cae un mentiroso que un cojo se ajusta perfectamente a este planteamiento. Existe una mejor opción: confesar de inmediato. Mientras más rápido se cuente la verdad es mejor porque tal vez se esté a tiempo para tomar medidas correctivas. Mantener ocultos los errores contribuye a crear una bomba de tiempo y pone en juego su reputación.

3| No deje tareas inconclusas. Si bien nadie es perfecto y no todo el mundo se las sabe todas, es importante cumplir a cabalidad con las misiones encomendadas porque, de no hacerlo, comenzará a ganarse el título de irresponsable, generando mal ambiente en la oficina y afectando el trabajo de los demás. Si en algún momento no logró dejar al día sus compromisos laborales, es importante que lo compense en una próxima tarea porque, de no hacerlo, la mala fama podría afectar sus funciones al interior de la compañía y la imagen que sus superiores tienen de usted.

4| ¿Problemas de comunicación? La incapacidad para relacionarse bien con los demás o de inspirar y desarrollar talento es otro de los errores comunes al interior de las organizaciones. Estos son aspectos que podrían terminar frenando el progreso de la carrera de los ejecutivos hacia niveles más altos en la compañía, aunque no necesariamente los llevaría a ser despedidos. Es importante aprender a manejar este aspecto que, aunque no parece relevante, sí puede incidir en su imagen.

5| Mal desempeño. Si su desempeño es pobre en la organización, puede correr el riesgo no solo de perder el trabajo sino de agotar sus oportunidades de vinculación al mercado laboral. Es importante aprovechar la experiencia y el reconocimiento en cada una de las compañías de las que haga parte para evitar que mañana se le cierren las puertas.

Cuestión de reputación
Los directivos explican cuál es la importancia de tener una buena imagen en el trabajo.

Xiomara Salavarrieta
Gerente de Recursos Humanos de Henkel para la Región Andina.

Un profesional debe mantener una buena reputación y tener coherencia entre sus actos, discursos y forma de pensar. Las principales equivocaciones que se cometen son: tener comportamientos que pongan en duda la integridad de las personas; por ejemplo, actuar por fuera de las normas de la organización o la ley; no ser consistente entre lo que dice y lo que hace, tener un manejo no responsable de la información corporativa y adoptar un trato irrespetuoso con sus colegas o colaboradores.

Ricardo Wills
Gerente general del Grupo Cumbria Holdings

Es importante que los espacios de las oficinas sean coherentes con el negocio, la empresa, sus clientes y lo que sus dueños quieren proyectar. Pero más importante es que sus colaboradores se ajusten a esos lineamientos y funcionen acorde con la filosofía de la organización. La transmisión de mensajes equivocados puede afectar la reputación, no solo de los trabajadores sino de la empresa, dando una idea equivocada a sus stakeholders.

Julián Salcedo Benavides
Gerente general de Constructora Parque Central

Quebrantar valores que tienen que ver con la persona y que inciden en lo profesional, tales como la honestidad y la lealtad, es uno de los peores errores que puede afectar la reputación, más si se tiene en cuenta que gran parte de los profesionales manejan información privilegiada que tiene que ver con la esencia de las compañías, sus cifras y sus clientes. Por esto, las empresas deben garantizar un clima organizacional que promueva el liderazgo, permitiendo que el colaborador se sienta valorado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?