| 2/5/2014 8:00:00 PM

Delirios de grandeza

Obras faraónicas y construcciones que emulan pasajes bíblicos o históricos, hacen parte de los caprichos que buscan satisfacer algunos millonarios.

Dicen que soñar no cuesta nada. Sin embargo, hay quienes gastan verdaderas fortunas haciendo sus sueños realidad; como un grupo de excéntricos magnates que ha decidido sacar adelante obras extravagantes y pasarán a la historia por los millonarios gastos realizados. Réplicas de obras faraónicas sacadas de la Biblia o películas de Hollywood, refugios para el fin del mundo e incluso ciudades flotantes para evitar impuestos, hacen parte de los sueños que construyen algunos magnates alrededor del mundo. Estos son algunos de esos delirios millonarios.


El nuevo Titanic
Clive Palmer, un australiano con una fortuna personal de US$3.000 millones, creó la compañía Blue Star Line que es encarga de construir una réplica del Titanic, el famoso barco inglés que se hundió la noche del 14 de abril de 1912. La nueva versión incluye tecnología de punta como un moderno hospital, helipuerto, internet de alta velocidad y aire acondicionado. Podrá albergar 2.435 pasajeros en las tres clases y cada pasajero recibirá ropas de la época para tener una experiencia más realista. Su viaje inaugural está previsto para 2016.


El arca de Noé
Johans Huibers, un millonario holandés, inauguró en 2012 una réplica exacta del Arca de Noé, de 130 metros de largo y 29 de ancho que costó más de US$1,3 millones. Incluye un amplio espacio con un bosque de árboles de pino, establos y figuras de animales en peluche y plástico, aunque también cuenta con un zoológico de animales domésticos reales. La construcción arrancó en 2008 y actualmente es una de las atracciones turísticas de Holanda. Puede recibir 3.000 visitantes al día.


Ciudad flotante
Freedom Ship es el nombre de la ciudad flotante que construirá el estadounidense Roger Gooch. Su costo se estima en US$10.000 millones. Se trata de una embarcación de más de un kilómetro de longitud que surcará los mares llevando a bordo edificios, colegios, hospitales, centros comerciales, restaurantes, bancos y aeropuertos. Este paraíso fiscal flotante alojará 50.000 personas, principalmente millonarios. Estará 70% del tiempo frente a puertos y 30% navegando.


Refugio de lujo
El norteamericano Larry Hall impulsa ‘Survival Condo’ en Kansas City, un complejo inmobiliario construido a 53 metros bajo tierra y que permitirá a sus habitantes defenderse de erupciones solares, pandemias o ataques terroristas. El proyecto tendrá piscina, sala de cine, biblioteca, centros médicos y una escuela y obtendrá la energía de molinos de corto viento y otros sistemas autónomos. Sus 70 inquilinos tendrán que pagar hasta US$2 millones por apartamento pero podrían sobrevivir hasta cinco años pues tendrán granja y piscifactoría.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?