| 9/22/2013 3:00:00 PM

Feng Shui en el trabajo

Equilibrar la energía y aumentar la armonía son algunas de las ventajas que se le atribuyen al uso del Feng Shui en las oficinas. Un arte milenario que gana adeptos.

La buena fortuna,la paz interior,la productividad y la prosperidad no solo son mensajes que usted encuentra dentro de una galleta de la fortuna. También son deseos que pueden convertirse en realidad en el ambiente laboral y de negocios.Y a veces con solo darle un revolcón al diseño de su sitio de trabajo.

Así lo afirman los expertos en la filosofía Feng Shui, quienes consideran que una organización armónica del espacio y los objetos que nos rodean permite alcanzar un buen balance en la energía y asegurarnos salud, concordia y buena fortuna.

“Diseñar los espacios en la oficina de manera que la energía fluya de forma dinámica nos favorece en el trabajo y mejora la productividad”, asegura María Fernanda Gómez, experta en este tema. Y lo confirman los resultados alcanzados por algunas de las empresas que se han declarado seguidoras de esta filosofía, entre ellas Coca-Cola y British Airways.

Desde el sitio donde están ubicadas las instalaciones de una empresa, la arquitectura, distribución interior de los espacios y hasta la ubicación de los objetos al interior de ellas, pueden determinar el éxito o fracaso de sus negocios.

Para la diseñadora canadiense Kathryn Wilking,que acaba de lanzar el libro Practical Feng Shui for the Office, este arte es recomendable aun en los casos de empresas y personas exitosas. “Cuando alguien me pregunta si necesita Feng Shui le digo que sí, incluso si está muy satisfecho en su trabajo. Los cambios simples –en su entorno físico– pueden afinar su medio ambiente y reforzar los aspectos positivos”, dijo la experta diseñadora al portal PRWeb.

En Colombia, algunas empresas aplican las técnicas de esta milenaria filosofía para mejorar sus resultados. Almacenes Éxito, por ejemplo, utiliza el Feng Shui para mejorar el posicionamiento de su nombre y aumentar la prosperidad en cada punto de venta. ¿Cómo aprovechar este arte para mejorar la productividad y rentabilidad de las empresas? Estos son algunos consejos de los expertos.

Cinco elementos no deben faltar en las instalaciones de una empresa para lograr equilibrar las energías: agua, metal, fuego, madera y aire.

El agua: se logra con la instalación de acuarios o fuentes que representan el dinamismo y el movimiento de la energía.

La madera: se obtiene con los escritorios o las puertas.

El metal: una escultura o una lámpara permiten contar con este elemento que resulta clave.

El fuego: se logra instalando o decorando con elementos de color rojo, que crean campos de energía y protección.

El aire: es un elemento que se logra identificando las corrientes que resultan benéficas para su empresa o, en su defecto, instalando objetos de color azul.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?