| 4/16/2015 6:00:00 AM

Buenos tiempos

Brindarles tiempo libre a los empleados puede ser una de las mejores estrategias para lograr productividad.

Como no solo de trabajar vive el hombre, el tiempo libre se ha convertido en uno de los bienes más preciados por los colaboradores. ¿A quién no le gusta tener tiempo para dedicarse a hacer lo que más le gusta? Desde compartir con la familia hasta practicar algún deporte, leer un libro o simplemente descansar.

Las empresas han entendido que el tiempo libre es una prioridad si quieren tener empleados productivos y satisfechos, porque las épocas en que las empresas les pedían a sus colaboradores disponibilidad incluso 12 horas o más al día quedaron atrás.

Los nuevos modelos impulsan el concepto de flexibilidad laboral, pues permitirles a los empleados tener más tiempo para sí, aumenta la productividad. Por ello, son cada vez más frecuentes las estrategias basadas en “delegar en ellos la decisión sobre cómo optimizar su tiempo para cumplir sus metas”, señala Javier Macchi, socio-director de asesoría de EY Colombia.

Si cree que su empresa está lista para adoptar este tipo de estrategias que mejoran el clima laboral y aumentan la productividad, estas recomendaciones pueden ser de utilidad.

Opinión experta

Javier Macchi
Socio director de asesoría de EY Colombia.

“Mientras una organización esté basada en un modelo de gerencia soportado en objetivos, es recomendable delegar en los empleados la decisión sobre cómo optimizar su tiempo para cumplir sus metas, con lo cual se logra mejorar el compromiso y apropiación de la responsabilidad que tiene cada uno al ser parte de la solución”.

David De Castro
Socio consultor de Talent Solutions Group

“Generar espacios de reconocimiento y equilibrio entre la vida personal y el trabajo puede enfocar la atención de las personas en hacer sus actividades bien, desde la primera vez, y sin errores. A su vez, disfrutan de ocupar momentos reales y completos –sin interrupciones– en los diferentes dominios de su vida”.

***
1| Lento, pero seguro. La implementación de este cambio en una organización debe hacerse paulatinamente. Es posible comenzar, por ejemplo, con los horarios de entrada y de salida, permisos especiales para estudios o asuntos personales, y generar tiempos parciales de trabajo con alto compromiso orientado al cumplimiento.

2| Recompensas por resultados. Premiar la eficiencia puede ser más productivo que el cumplimiento de un horario, que no necesariamente está atado al logro de resultados.

3| Los periodos sabáticos funcionan. Otorgarles a los colaboradores con cierto grado de antigüedad periodos adicionales de vacaciones –pagados por la compañía– es una buena fórmula para mantener la buena actitud y las ganas de continuar aportándole a la organización.

4| El dinero no lo es todo. Es claro que hoy en día el sueldo en dinero no es suficiente. “Trabajar ya no debe ser un castigo, el sitio al que se va por obligación. Los colaboradores buscan respeto, tiempo personal, reconocimiento, autonomía, flexibilidad, retos y crecimiento personal. En ese sentido es importante que desde la organización se quiten las ideas de “marcar tarjeta”, dice Ricardo Wills, gerente de Cumbria Holdings.

5| Fomente la creatividad. Las personas que trabajan bajo presión difícilmente pueden convertirse en creativas. Las largas horas en la oficina se convierten en el mayor enemigo de un buen desempeño. Es necesario propiciar los espacios y tiempos para que los colaboradores puedan expresar sus ideas y aportar en el plan de negocios de la organización.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?