| 11/27/2013 6:00:00 PM

La gabardina

El cambiante clima colombiano tiene disparadas las ventas de gabardinas en la capital del país, un siglo a la última moda. 

Más de un siglo después de haber sido inventada en Inglaterra, la gabardina sigue siendo una de esas prendas que nunca pasan de moda. Aunque cada año prestigiosas casas de diseño en el mundo lanzan nuevas colecciones y modifican el look de las gabardinas, su esencia se mantiene. 

Su historia se remonta a 1880, cuando Thomas Burberry, fundador de la prestigiosa casa de modas Burberry, la creó pensando en una prenda que protegiera de las inclemencias del tiempo y al mismo tiempo tuviera una tela que pudiera ‘respirar’. El público original era masculino y los clientes, los soldados que debían estar en las trincheras y no podían resguardarse fácilmente de la lluvia. Estas particularidades llevaron a que en sus inicios la gabardina se conociera como Trench, en alusión a las trincheras.

¿Por qué sigue tan campante? La practicidad de la prenda y, sobre todo, la influencia que ha tenido tras su incorporación en algunas de las películas más icónicas de Hollywood –entre ellas Casablanca o Desayuno en Tiffany’s– la convirtieron en símbolo de glamour. Además, las principales casas de moda, comenzando por Burberry, cada año le hacen retoques que le han permitido evolucionar y convertirse en una prenda atemporal pero imprescindible. 

Pilar Castaño, consejera de moda, asegura que esta es una prenda que no debe faltar en el clóset pues sirve igual a una jovencita que a un hombre o mujer de mayor edad. “Es una prenda que cubre bien cualquier cuerpo y debe tenerse en un clóset inteligente, especialmente en una ciudad como Bogotá donde llueve casi todo el año”, asegura la experta. 

El uso de esta prenda tiene ciertas reglas. Por ejemplo, en el caso de personas bajitas, no debe usarse por debajo de la rodilla porque ‘acorta’ la figura, mientras que las personas altas pueden usarla debajo de la rodilla. 

Incluso, es una prenda que puede lucirse en la noche, con algunas texturas más sofisticadas de charol que han incorporado los diseñadores y le dan un toque chic. Por eso, si a la hora de salir observa un día nublado, es hora de que la gabardina salga del clóset.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?