| 3/20/2013 6:00:00 PM

Dime cómo es tu escritorio...

... y te diré quién eres. Un nuevo libro asegura que en toda oficina existen cuatro tipos de personalidades que varían según el nivel de expresividad y asertividad. Lidiar correctamente con todos y cada uno es la clave para ser buen jefe y buen compañero.

¿Alguna vez ha pensado que la forma en que organiza su escritorio es un indicador de la clase de trabajador que es? Aunque no lo crea, una de las habilidades más importantes en el trabajo –y de las que poco se habla, porque es innata–, es la personalidad laboral. Esta influye desde el temperamento hasta la forma en que se organizan los espacios y, por supuesto, los escritorios.

Tener claro cuál es la personalidad propia en la oficina, de los compañeros, jefes y subalternos es muy útil: no solo sirve para armar buenos equipos de trabajo, sino para hacer una mejor delegación de funciones, pues la forma de ser hace que unas personas sean más propensas, por ejemplo, a realizar tareas de investigación y análisis y otras a ejecutar actividades más prácticas.

El libro Personality Style At Work (Estilo de personalidad en el trabajo) publicado el año pasado por la experta en recursos humanos, Kate Ward, asegura que en toda oficina existen cuatro tipos de personalidades que están determinadas por su mayor o menor expresividad (grado en que muestra sus emociones a otros) y su nivel de asertividad (su deseo de influenciar a los demás).

Si un jefe puede identificar cuál es la personalidad de los miembros de su equipo va a minimizar los malentendidos, que ocurren por ejemplo cuando llega una tarea de última hora. Cuando eso sucede, siempre hay una persona que arranca rápidamente a trabajar, otra se ríe, otra se queja del poco tiempo y vaticina que no lo van a lograr. Lidiar correctamente con todos y cada uno es la clave para ser buen jefe y buen compañero de trabajo.

Además, cuando se tiene identificada la personalidad de un empleado se pueden establecer metas más alcanzables dado que es posible saber qué esperar de ellos. ?Pero no todo es tan sencillo. En una entrevista para el portal Salary.com, Ward advirtió que distinguir la personalidad de los miembros del equipo es una herramienta, pero no una regla, pues todas las personas tienen un poquito de cada una. Conozca las cuatro formas de ser preponderantes en las oficinas y ubíquese en una de ellas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?