| 1/25/2014 4:00:00 PM

El primer día

Diez consejos para sobrevivir al primer día en un nuevo trabajo. Guía para adaptarse rápidamente y no morir en el intento.

No hay una segunda oportunidad para una primera impresión, decía el escritor irlandés Óscar Wilde. Y quizá ninguna máxima resulta tan clave como esta para quienes buscan asegurar el éxito en su primer día en el nuevo trabajo.

Esta experiencia genera una mezcla de sensaciones porque implica la adaptación a un lugar desconocido, un ambiente laboral distinto y nuevos compañeros, pero terminarla bien resulta determinante en los planes profesionales y en la relación con los jefes.

Muchas personas experimentan durante ese primer día un temor superior al registrado en la entrevista de selección, que los puede llevar a cometer errores. Por eso, actuar de forma tranquila, inteligente y adecuada en el debut laboral resulta clave para garantizar el buen desempeño futuro.

María Gabriela Castro, directora para la Región Andina de la consultora en gestión de talento Korn Ferry International, cree que la llegada a un nuevo trabajo debe verse como una relación gana-gana, ya que las organizaciones obtienen un profesional que les ayudará a dinamizar y avanzar en la estrategia, mientras que el empleado encuentra una nueva oportunidad en su carrera.

Expertos en desarrollo laboral han ideado estos tips que podrían ayudarle no solo a sentirse mejor, sino a caerle bien a sus compañeros y jefes.

1|No se sobreactúe.
Aunque en el nuevo trabajo es tradicional que los jefes piensen que “escoba nueva barre bien”, evite comprometerse con muchas tareas a la vez, pues es probable que no pueda sacarlas adelante todas y con éxito.

2|Ojos bien abiertos. Una buena técnica para mostrarse cauto y tranquilo es escuchar y observar. La primera impresión es la que queda y normalmente no existen más oportunidades para enmendar lo que se hizo mal aquella primera vez.

3|No sea protagonista.
Desde su ingreso, esté atento a todo lo que sucede a su alrededor. Actúe como testigo y no como protagonista, más adelante le llegará el momento de aportar.

4|Busque un mentor. En la medida de lo posible, consiga un coach que le ayude a articular e integrar lo que usted trae a la organización y cómo sus fortalezas pueden aportarle a la misma.

5|Pregunte primero. Siempre, por pequeña que sea la duda, es preferible preguntar por anticipado. No tenga temor de parecer que no sabe nada, pues es su primer día.

6|¿Qué esperan de mí? Una pregunta clave que se le debe hacer al nuevo jefe siempre, para entender sus expectativas es: ¿Si usted y yo volvemos a hablar en 6 meses, qué tiene que suceder para que considere que he sido exitoso?

7|Bien puntual.
Este, más que un detalle de actitud básico, es una forma de mostrar interés y transmitir el mensaje de que está comprometido con sus nuevos retos laborales y con los planes de la empresa.

8|Socialice.
Preséntese ante las personas que tiene más cerca de su puesto de trabajo. Participe de las conversaciones, pero siempre intentando adaptarse a sus costumbres y hábitos.

9|Comunicación clara. Hablar claro siempre será determinante en el éxito de las relaciones con subordinados, compañeros y jefes. En ocasiones se debe vencer el temor a comunicarse con los superiores.

10|No se vaya primero.
Si bien es bueno ser el primero en llegar, no debe hacer lo mismo a la hora de salir. Tenga en cuenta su carga de trabajo y no se vaya sin preguntar si requieren de su ayuda para otro tema.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?