| 2/2/2017 12:00:00 AM

¿Cómo enfrentar la llegada de un nuevo jefe?

La llegada de un nuevo jefe genera preocupaciones en el trabajo. ¿Cómo enfrentar esta situación y no fallar en el intento?

La llegada de un nuevo jefe a la oficina genera incertidumbre, crea expectativas en torno a los cambios que implementará, y muchas veces implica una variación en el tono de las relaciones laborales.

“Escoba nueva barre bien”, dicen quienes creen que la llegada de un nuevo líder implica necesariamente mayores rendimientos en los equipos de trabajo. Sin embargo, todo puede resultar traumático si no se trabaja también para reducir las fricciones o los malos entendidos que pueden surgir al comienzo de toda relación.

Cuando se presentan estos cambios, la primera recomendación es ‘no acosar’ a esa nueva persona para tratar de conquistarla. Es importante entender a la persona que llega, valorar su trayectoria y en especial entender la hoja de ruta para que los aportes de los colaboradores puedan ser valiosos.

María Reina, consultora en temas gerenciales, explica que el nuevo jefe debe actuar de manera estratégica, no dar pasos en falso ni hacer juicios desde su primer día y mucho menos proyectar una visión errónea o incompleta, mientras que para el equipo de trabajo recomienda un comportamiento también estratégico, enfocado en proyectos y resultados y no en el planteamiento de temas personales.

Lea también: Diez consejos para sobrevivir al primer día de trabajo

Estos son algunos de los consejos de expertos a los colaboradores de un equipo de trabajo, sobre qué hacer y qué no hacer frente a un nuevo jefe.

Reglas a seguir

Alejandro Paz, Manager de Michael Page:

"Siempre estar abierto a los nuevos colaboradores, ya sea jefe, subalterno o pares. Cada persona trae nuevas cosas para enseñar, metodologías y formas de hacer las cosas por lo que encontrar la afinidad laboral y de compañerismo permite un mejor ambiente laboral así como de productividad."

Alexander Hernández, Gerente de Azul Innovación:

"Frente a un nuevo jefe es mejor adoptar actitudes asertivas como la apertura mental para escuchar ideas y tener disposición al cambio. Es la oportunidad para que demuestre sus competencias y haga aportes positivos a las ideas del nuevo jefe, por medio de la cocreación."

También le puede interesar: ¿Odia su nuevo empleo, pero no le interesa cambiar?

1| No a la lambonería. Ser proactivo para que el nuevo jefe comience a valorarlo y a tener confianza en el trabajo es un aspecto importante; sin embargo, esto no debe confundirse con “lambonería” o estar halagando cada ocurrencia del jefe, pues esto puede resultar contraproducente.

2|Un análisis no sobra. Mire las actuaciones del jefe, sus estrategias, la forma como busca alcanzar sus objetivos gerenciales y específicamente qué espera de su equipo. También observe sus interacciones con la gente, el nivel de cercanía y su posición frente a la opinión de sus colaboradores. Esto le brindará herramientas para actuar.

3| Retroaliméntese. cuéntele los avances de su trabajo y pida su opinión. Es posible que usted no esté de acuerdo con el punto de vista que el jefe le dé en algún aspecto, eso no está mal, pero es importante que se lo haga saber para lograr una comunicación no solo adecuada sino productiva que les permita avanzar como equipo.

4| Sea paciente. La adaptación de un nuevo jefe a su equipo de trabajo requiere tiempo, mientras explora y conoce no solo sus nuevas funciones sino el rol de cada uno de sus colaboradores; esto requerirá de paciencia, pero es importante entenderlo. Como decía Benjamin Franklin: “El que tiene paciencia puede tener lo que quiera”.

Lea también: Consejos para acoplarse a un nuevo trabajo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.