| 11/25/2015 7:00:00 PM

¿Cómo concentrarse en la oficina?

Distraerse en exceso durante el trabajo puede reducir la productividad. ¿Qué hacer para que los colaboradores se mantengan enfocados? Estas recomendaciones le ayudarán.

¿Quién no ha tenido días en los que la concentración es un imposible metafísico? Estos momentos se han vuelto más comunes de lo que muchas personas quisieran y lo peor es que cada vez son más frecuentes en el mundo laboral.

Las múltiples tareas, así como la amplia gama de dispositivos tecnológicos que existen en la oficina, juegan un papel clave en este comportamiento y pueden tener una incidencia directa en los niveles de productividad.

Sin embargo, no son las únicas razones. También la fatiga, la distracción, la falta de motivación o simplemente el poco compromiso de los colaboradores llevan a que se presente esta situación, que puede poner en peligro los resultados.

Fernando Padilla, director de Arte de Vivir de Alquería, explica que el cerebro es un músculo que también requiere ejercitarse. El sedentarismo mental –confort con lo que ya se aprendió– también puede atrofiar la capacidad para generar ideas y deriva en lo que se conoce como déficit de atención, asegura el ejecutivo. Estas son algunas de las recomendaciones de expertos en torno al tema.

Expertos opinan

Las pausas activas y comprender a fondo los objetivos de la empresa pueden servir para no distraerse.

Darío Luksemberg, Director de Recursos Humanos División Caribe de Arcos Dorados

Para concentrarse y aumentar la productividad es importante identificar e interiorizar por qué el puesto que ocupa tiene sentido para la compañía. Es necesario entender el rol que se ocupa, cuáles son sus objetivos y sus indicadores de éxito, además de sus responsabilidades.

Ricardo Gómez Fernández, Gerente administrativo, Comfenalco Valle

Es clave seguir recomendaciones, como mantener ordenado el sitio de trabajo, planear las actividades, priorizar lo esencial, delegar tareas, hacer seguimiento al cumplimiento de ellas dando retroalimentación al equipo, y hacer pausas activas que liberen el exceso de energía para evitar el estrés..

1| Multitarea ‘a raya’. Realizar varias tareas a la vez puede llevarlo a pagar un precio alto en concentración, pues se tiene que ser sobrehumano para atender múltiples funciones y cumplirlas de forma adecuada.

2| Priorice. Hacer una lista de tareas no solo le ayuda a priorizar lo que hay que hacer primero, sino que le puede servir de registro de los avances y cosas pendientes. Esta es una buena fórmula para no entregar trabajos incompletos.

3| Breves descansos. Incorpore la metodología de las pausas activas en la planificación de su día de trabajo. En un mundo invadido, congestionado y alterado con tanta información se requieren los altos en el camino.

4| Desconéctese. Separar el trabajo de la vida personal es clave, pues contribuirá a darle un descanso a su cerebro. Hay quienes sugieren que tener tiempo de inactividad lejos de un problema puede ayudar a resolverlo.

5| Busque el conocimiento. Dejarse tentar por los libros y compartir ideas con otros le ayudarán a despejar la mente y mejorar la concentración.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?