| 12/12/2003 12:00:00 AM

Viene el remedio

Las empresas farmacéuticas protagonizaron uno de los eventos de negocios más vistosos de la historia reciente, al embarcarse en megafusiones, con las que pretendían reducir costos y fortalecerse en el área de investigación. No obstante, los precios de las acciones no reaccionaron bien a esas operaciones. Así, por ejemplo, el precio por acción de Wyeth pasó de casi US$70 en 1999, a cerca de US$40 en 2003 y el de Merck cayó de un pico de US$85 en 2001 a un modesto US$43 al final de este año. Los analistas señalan que los laboratorios tendrán que inventar salidas a varios problemas que mantienen sus acciones en una tendencia a la baja. Deben aumentar el número de nuevas drogas que llevan al mercado para contrarrestar el vencimiento de las patentes que en los próximos cinco años les abrirá un hueco de US$30.000 millones (20% de los ingresos) para entregarlos a los fabricantes de genéricos. Además, bajar el costo de sus equipos administrativos y de ventas. Por eso, habrá que esperar otra jugada que enderece sus finanzas en 2004.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?