| 10/15/2005 12:00:00 AM

Unión Europea<br>Divergencias notorias

Desde la creación de la Unión Monetaria Europea en 1999, las tasas de crecimiento de los países de la Unión no han convergido y al contrario han divergido sustancialmente, lo cual evidencia el dinamismo de nuevas potencias económicas como España e Irlanda. Según el FMI, entre 1999 y 2004, Irlanda acumuló un crecimiento 40% mayor que el promedio regional, Luxemburgo 20%, Grecia 15% y España 10%. Por otra parte, las potencias europeas Italia y Alemania acumularon un crecimiento 5% por debajo del promedio regional. Francia creció apenas 5% por encima del promedio. En los países de menor crecimiento, como Portugal, Holanda e Italia, los costos laborales unitarios acumularon un crecimiento de hasta 10% superior al promedio regional. Por su parte, los países más dinámicos se han apoyado en una fuerte demanda externa e interna que ha crecido cerca de 20% por encima del promedio en el período.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?