| 7/10/2013 6:00:00 PM

Unas de cal y otras…

La fortuna no siempre le sonríe al magnate ruso Dmtry Rybolovlev, reconocido por sus megainversiones en Mónaco FC que incluyeron el pase del colombiano Radamel Falcao García. A veces le juega malas pasadas, como la compra de una casa de recreo al magnate Donald Trump en Palm Beach, Florida, avaluada en US$95 millones. La tendrá que demoler porque se encuentra azotada por un diminuto hongo que se resiste a ser erradicado. La lujosa propiedad cayó rendida ante el moho, al punto que expertos la dan por perdida. Rybolovlev planea construir sobre este terreno una docena de chalets para vender a otros millonarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?