| 11/26/2004 12:00:00 AM

Un anzuelo peligroso

Los hedge funds han crecido vertiginosamente en los últimos años. La industria de estos sofisticados instrumentos financieros, que le permiten al inversionista ganar al comprar un activo cuyo precio cae, maneja cerca de US$1.000 millones repartidos en más de 7.000 fondos, un aumento de casi 90% en recursos y 30% en número de fondos entre 1999 y 2004. El veloz incremento de sus saldos está activando señales de alerta en la medida en que inversionistas institucionales, como fondos de pensiones, invierten en estos fondos buscando los retornos que no les ofrecen otros mercados de valores. Funcionarios del Banco Mundial temen que estos instrumentos se comiencen a percibir como productos de alquimia financiera. Les preocupa el escaso conocimiento sobre el funcionamiento de los hedge funds. Esta industria, aseguran, es poco transparente. El exceso de demanda puede generar menores retornos y hasta pérdidas, además de trasladarles indebido poder a los administradores de los fondos. Por otra parte, los bancos, que quieren participar cada vez más en esta industria y ofrecer estos productos, pueden relajar sus prácticas crediticias y exponer peligrosamente su capital.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?