| 5/14/2015 5:00:00 AM

Un acuerdo ambicioso

El nuevo acuerdo comercial que se plantea entre México y la Unión Europea tiene un objetivo claro: lograr una zona transatlántica de libre comercio y ayudar a establecer reglas comerciales globales antes de que China lo haga. El país manito también quiere adelantarse a Brasil, cuyas conversaciones hacia un acuerdo similar con los países europeos se han estancado. Un nuevo convenio entre México y la Unión Europea podría abrir aún más los mercados de servicios y permitir a las empresas presentarse a licitaciones públicas en sus respectivos países. Europa es el segundo mayor socio comercial de México después de Estados Unidos, mientras que el país “manito” es un importante destino para las exportaciones de la UE, después de Estados Unidos y China.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?