| 2/26/1999 12:00:00 AM

Tres terremotos

Las probabilidades de movimientos telúricos no se distribuyen homogéneamente en todo el territorio. A juzgar por la experiencia del siglo XX, es posible prever nuevas catástrofes en los próximos años. El gobierno no debería bajar la guardia en ningún momento.



El cierre del 98 resultó en un deterioro tan grande como el provocado por el terremoto del Quindío. El PIB urbano, exceptuando agricultura y minería, cayó 7,7% en el cuarto trimestre. En todo el año, la caída del PIB urbano fue de 0,7%. Esto contrasta con el crecimiento del 0,2% en el PIB total.



La inversión privada y el ahorro total de la economía llevan 5 años cayendo. ¿No es éste el eje del crecimiento futuro?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?