| 7/1/1993 12:00:00 AM

Tendencias

LAS ÚLTIMAS proyecciones de Dinero muestran una situación bastante equilibrada del sector externo para éste y el próximo año. Se proyecta un superávit comercial en la balanza de pagos (exportaciones de bienes menos importaciones de bienes) cercano a los US$ 600 millones en 1993 y a los US$ 200 millones en 1994. En lo que respecta a la cuenta corriente (o sea teniendo en cuenta exportaciones e importaciones de servicios y transferencias), se estima que se registrará un déficit por primera vez desde 1989, de US$ 600 millones en este año y de US$ 1000 millones en 1994.

Sin embargo, estos déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos son fácilmente financiables con ingresos de capital (inversión extranjera y crédito externo), sin sacrificio de reservas internacionales. Ante todo se espera que los ingresos netos por inversión extranjera, especialmente para el sector de hidrocarburos (Cusiana) asciendan a montos entre US$ 800 y US$ 900 millones durante éste y el próximo año. Debido a los flujos positivos de capital externo se proyecta un aumento de las reservas internacionales de US$ 370 millones para 1993 y de US$ 130 millones para 1994. El anterior es un panorama de relativo equilibrio, sin presiones reevaluacionistas. Visto de otra manera, el notable crecimiento reciente de las importaciones ha absorbido buena parte de la liquidez de la economía, facilitando el manejo monetario y anti-inflacionario y a la vez, ha propiciado un incremento de la demanda de divisas que ha impedido que el peso se siga revaluando. Con apertura "gradual" la reevaluación y la inflación hubieran sido mayores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?