| 8/1/1993 12:00:00 AM

Tendencias

EL DESEMPLEO siguió con tendencia a la baja. En junio la tasa de desempleo se situó en 9.2%, cifra inferior en dos puntos a la de junio de 1992, que fue de 11.2%. Las noticias fueron muy positivas en Bogotá, que registró el desempleo más bajo en mucho tiempo con 7.2% y en el área metropolitana de Medellín, donde se presentó una disminución de más de tres puntos, al pasar de 15.3% a 12.2%. Cali y Barranquilla también experimentaron reducciones.

Es evidente que el auge de la construcción privada ha contribuido al descenso del desempleo. En Medellín, por ejemplo, el área aprobada en los primeros cuatro meses del año creció en 82% con respecto a igual período del año anterior. En Bogotá, aunque las estadísticas de licencias aprobadas muestran una disminución, la frenética actividad constructora que se observa hace pensar en una creciente absorción de mano de obra por parte de este sector.

También los sectores del comercio, transporte y servicios están experimentando un alto dinamismo como consecuencia de la política de apertura del gobierno. Lo más probable es que todos estos sectores estén generando fuentes adicionales de empleo. Por su parte, la apertura no está ocasionando, al menos por ahora, despidos masivos a nivel manufacturero, tal como lo habían pronosticado los críticos agoreros de siempre.

Dado que se espera que continúe el auge en la construcción, el comercio y los servicios y que todavía no se prevén efectos traumáticos de la apertura sobre la industria, es previsible que el desempleo siga registrando comportamientos satisfactorios en lo que resta de 1993.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?