| 7/1/1994 12:00:00 AM

Tendencias

El mercado financiero está sufriendo de iliquidez. Las autoridades monetarias han buscado colocarse dentro del corredor monetario y han logrado que el crecimiento anual de los medios de pago (MI) disminuya de 38% a 34%. Sin embargo, el peso del ajuste monetario está recayendo sobre la tasa de cambio, la cual disminuyó cerca de 20 centavos de dólar durante junio. El Banco de la República no ha tenido el margen para salir a comprar divisas y sostener un mayor ritmo (te devaluación. Hasta mayo 27 las reservas internacionales habían disminuido US$24 millones, cuando a la misma fecha del año anterior habían crecido US$484 millones. Mientras tanto las tasas de interés, tanto de captación corno de colocación, han subidlo en promedio dos puntos en los últimos meses. Solamente con un mayor superávit fiscal tendría el Banco de la República el margen para intervenir más agresivamente en el mercado cambiario. Pero Perry, el nuevo ministro de Hacienda, lo que quiere es aumentar aún más el gasto público. Y, de paso, de manera contradictoria, anuncia que frenará la reevaluación. Si no hay claridad a este respecto seguiremos por un sendero monetario y cambiarlo relativamente errático.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?