| 8/1/1994 12:00:00 AM

Tendencias

- Diversas proyecciones sobre el precio internacional del petróleo muestran que se presentará una reacción hacia finales de la década. La oferta se ha visto negativamente afectada por la falta de inversiones en nuevas áreas de exploración y en reposición y modernización de equipos, en parte debido a los desestimulantes precios. En los países de la OPEP los gobiernos han exprimido a sus sectores petroleros para proporcionar subsidios a la población que han descuidado las inversiones requeridas para aumentar la producción. Si a lo anterior se añade un alto crecimiento de la demanda en los países asiáticos y latinoamericanos, así como la recuperación de las economías desarrolladas, se llega a un escenario en el cual el precio puede llegar a niveles superiores a US$25 barril (en dólares de hoy) hacia 1995, cuando entra en pleno la producción de Cusiana. O sea que cuando se termine la bonancita del café habrá una de petróleo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?