| 9/1/1994 12:00:00 AM

Tendencias

- El actual gobierno está conformado por funcionarios que quieren volver a un manejo totalmente administrado de la devaluación nominal. Eso fue factible en una economía cerrada cuando la devaluación se hacía gota a gota y los agentes económicos sabían con una anticipación de un año en cuánto iba a terminar la tasa. Como ahora no existe "tasa oficial" sino tasa de mercado, la manera de manejar la tasa de cambio es por medio de la intervención gubernamental comprando o vendiendo divisas. Como el gobierno se siente incómodo con esta libertad, le dio por cerrarle la entrada a los "capitales malos", con lo que espera que disminuya la oferta de dólares. Lo que ocurrirá en realidad es que nuevamente se crearán dos mercados de divisas, uno oficial y otro paralelo. En este último el dólar será mucho más barato, promoviendo el contrabando y la sobrefacturación de exportaciones. En lugar de estimular la demanda de dólares abriendo aún más la economía, Perry cree firmemente que lo que se debe hacer es frenar la oferta de dólares utilizando toda clase de controles artificiales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?