| 5/1/1995 12:00:00 AM

Tendencias

Al mismo tiempo los anuncios del gobierno de aumentos en la cantidad de personas empleadas para los próximos cuatro años, con cifras exactas, y basados en crecimientos del 6% producen risa. Con la construcción desacelerándose, el sector público sin ejecutar sus inmensos planes de gasto, la industria adaptándose, ahora sí, a la competencia externa, no se sabe como se alcanzarán crecimientos del PIB de la magnitud anunciada. La reforma tributaria, si pasa, actuará como un freno a la inversión del sector privado. Las altas tasas de interés no fomentaran tampoco la inversión. La inflación no cede como quisieran en el Pacto Social. La proyección de DINERO de crecimiento del PIB para este año se mantiene en t.6%, inferior cal "wishful thinking" del gobierno.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?