| 7/1/1995 12:00:00 AM

Tendencias

- Lo que más preocupa a los banqueros del control a las tasas de interés es que implícitamente se está controlando el margen. Al establecer las autoridades monetarias un interés efectivo anual de 30% para las OMAs del Banco de la República, la tasa de captación de las entidades financieras no se puede apartar mucho de ese nivel. El nuevo margen financiero vendría dado por la diferencia entre esa tasa del 30% (o un interés cercano) y los topes de colocación de 39.5% para bancos y de 41.5% para las otras entidades. Ello implica una reducción de los márgenes superiores a 13% que se venían obteniendo en el mercado. Pero si los bancos tienen que prestar obligatoriamente a bajos márgenes, lo harán solamente a los clientes de menor riesgo. Es decir, a sus buenos clientes con los cuales tienen toda clase de contraprestaciones. Como toda medida de control de intereses, los más perjudicados son los acreedores pequeños y los que más necesitan la plata. Sin embargo, no vale la pena ponerle mucha tiza al asunto puesto que la medida solamente dura dos meses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?