| 8/1/1995 12:00:00 AM

Tendencias

- Los medios de pago (M1) crecieron entre el 15% y el 17% anual durante junio y julio. Sin embargo, la oferta monetaria ampliada (M2) lo ha hecho a tasas del 38% anual. Una explicación de esta disparidad de comportamiento entre M1 y M2 es la paulatina desaparición de las cuentas corrientes del sistema financiero, que registran tasas de aumento anuales de apenas 13%. Pero aun teniendo en cuenta el crecimiento de M2, la política monetaria es restrictiva, ya que la cartera del sistema bancario todavía está aumentando al 40% anual. Ese ritmo de crecimiento de la cartera deberá seguir cayendo a niveles cercanos al 30% anual, para ser conciente con una política de reducción de la inflación. Ello implica, en términos generales, que el sector privado deberá repagar préstamos y que las tasas de interés continuarán en niveles relativamente altos. Es decir, es mejor no hacerse ilusiones pues 10 más seguro es que el apretón crediticio continuará y muy posiblemente las tasas de interés subirán ligeramente una vez se desmonten los controles a comienzos de septiembre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?