| 10/1/1997 12:00:00 AM

Tendencias

El Banco Mundial, que por primera vez en América Latina está ensayando préstamos en área social a entes diferentes al gobierno central, está reconociendo los enormes cambios en la estructura del Estado en Colombia. En vez de prestarle al Ministerio de Educación, la semana anterior se terminó de negociar una novedosa operación directa para programas educativos descentralizados con el Municipio de Pasto (por US$7,5 millones) y con el Departamento de Antioquia (por US$40 millones). Quizá con este cambio puedan comenzar a funcionar los créditos educativos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?