| 8/19/2005 12:00:00 AM

Tecnología Tiempos de cambio

La decisión de Dixons, el mayor vendedor al pormenor de aparatos electrónicos en Europa, de dejar de vender cámaras de 35 mm, marca un punto de inflexión en la industria de los productos para fotografía. Este reciente evento se suma a la quiebra en 2001 de Polaroid, que inventó la fotografía de revelado instantáneo; a las dificultades que tiene desde mayo la alemana AgaPhoto por insolvencia; y a las numerosas dificultades que ha tenido la legendaria Kodak para adaptar su negocio a la era digital. Esta última se ha visto obligada a cerrar un tercio de sus instalaciones de manufactura alrededor del mundo y a liberar 25.000 empleos, es decir, casi la mitad de su fuerza de trabajo. Tal parece que las tradicionales cámaras de 35 mm pronto se unirán al grupo de los aparatos que, como la máquina de escribir y los casetes de video, han sido desplazados por la tecnología digital.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?