| 8/18/2006 12:00:00 AM

Sigue la fiebre de fútbol

La compra del equipo inglés Aston Villa, por parte del millonario estadounidense Randy Lerner por US$120 millones, parece confirmar que es estratégico para los hombres de negocios tener en su portafolio de empresas un equipo de fútbol. En Estados Unidos e Italia es común la sinergia entre negocios y equipos deportivos. De hecho, Lerner es dueño también del equipo de fútbol estadounidense Cleveland Browns. Mientras, en la liga inglesa, ya el magnate ruso Roman Abramovich había llegado a las canchas de la mano del Chelsea. Los analistas piensan que este matrimonio cada vez más frecuente en el fútbol, es una conveniente unión para los empresarios que buscan mayor publicidad para sus figuras, pero sobre todo para sus empresas. El fútbol sigue siendo un gran negocio y la tendencia es que sus victorias económicas se consigan fuera de las canchas, como lo ilustra el acuerdo entre cuatro clubes —FC Barcelona, Juventus FC, Manchester United y Paris Saint-Germain— con Warner Bros. para capitalizar la creciente popularidad del fútbol en Estados Unidos, corroborada por el hecho de que por primera vez los 64 partidos de la Copa Mundial fueron transmitidos en vivo a millones de hogares en ese país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?