| 11/21/2012 6:00:00 PM

Renuncia inesperada

Paul Otellini puso fin a una carrera de más de 40 años con Intel, que incluyen ocho años como presidente ejecutivo. La inesperada renuncia sucede en un momento desafiante para el primer fabricante mundial de semiconductores, ante la desaceleración económica global, las interrupciones en la cadena de suministro y la fiebre por un nuevo dispositivo móvil como las tabletas, que han reducido la demanda por PC y procesadores de la firma. Otellini, de 62 años, prefirió “darle pasó a otra generación de líderes”.                                                                     
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?