| 3/5/2014 8:00:00 PM

Ucrania, la nueva incógnita

Además de las razones políticas para preocuparse por la crisis desatada entre Rusia y Ucrania, poderosos argumentos económicos generan inquietud. Para CNN Expansión, el primero es el hecho de que Rusia sea el proveedor de 25% del gas que consume Europa y la infraestructura usada atraviese Ucrania; a esto se suma el poder de Rusia, que significa que pocos países estén dispuestos a imponerle sanciones; también cuenta el impacto en el mercado mundial de granos –maíz y trigo–, en el que Ucrania es proveedor clave y un enfrentamiento podría impulsar al alza los precios. A estos temas se suman el temor por un incumplimiento en los pagos de la deuda ucraniana –superior a US$140.000 millones– pues solo este año tiene vencimientos por US$13.000 millones y, finalmente, el coletazo sobre la confianza de los mercados emergentes, que podría desequilibrar de nuevo la economía mundial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?