| 4/2/2014 8:00:00 PM

El novelón de Petrobras

La campaña reeleccionista de la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, le está saliendo cara para su imagen. A los tradicionales conflictos se sumaron este año las denuncias de sus opositores de presuntas irregularidades en la gestión de la petrolera estatal Petrobras. La oposición le enrostra a Rousseff el pago en 2006 de un sobreprecio (28 veces) por una pequeña refinería en Estados Unidos, así como los sobrecostos y demoras de Petrobras para poner en marcha dos refinerías más en Brasil y el fiasco en que se convirtió un contrato con la venezolana Pdvsa, según el Diario Financiero de Chile. La presidente ha salido al paso a las acusaciones y ha dicho que las decisiones se tomaron en 2006, cuando había escasa información. Sus seguidores aseguran que entre más ojos estén puestos en la gestión de Petrobras, mejor para todos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?