| 12/12/2003 12:00:00 AM

Plata para todos

El gobierno decidió remozar el Financiera de Desarrollo Territorial, Findeter, uno de los bancos de segundo piso que por años sonó como candidato para ser fusionado con el IFI. Ahora será la entidad insignia para manejar los programas de crédito para vivienda, infraestructura, transporte, educación, salud y turismo, áreas que quedaron sin dueño con la absorción del IFI por Bancoldex. No hay seguridad de que sea un esquema exitoso en el mediano plazo. De hecho, desde 1990, las misiones del Banco Mundial han sugerido que el gobierno salga de su participación en la banca, conservando un banco de segundo piso y el Banco Agrario. No será sencillo manejar un portafolio tan diverso como el que se le propone a Findeter; pero Bernardo Moreno, presidente de la entidad, dice que una de las principales garantías de éxito del modelo está en que se mantendrá estrictamente como prestamista de segundo piso, es decir, sus acreedores serán solamente entidades financieras. En 2003 colocó créditos por $650.000 millones, 450% más que el año anterior y el presupuesto para 2004 alcanza $800.000 millones. En particular, espera prestarles a bancos y fundaciones que financien microcréditos para compra de Vivienda de Interés Social, aunque también tiene listas operaciones para concesiones viales, aviones para Satena y créditos del Icetex.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?