| 10/30/2014 12:00:00 AM

Por la de oro

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, tiene planes ambiciosos para la compañía. Y no es para menos. Las reformas del gobierno en materia energética le abren nuevas posibilidades de crecimiento y consolidación a la empresa. Uno de los objetivos es recuperar el primer lugar de la industria energética en la región, lo que significa superar a la brasileña Petrobras, que ha sido la estrella durante una década, debido a su capacidad técnica, producción en aumento y activos internacionales. El hecho de que Pemex pueda asociarse con compañías extranjeras privadas –por primera vez en sus 76 años de historia–, le da músculo para ser más competitiva, a diferencia de Petrobras, que se está convirtiendo en soporte del Gobierno para financiar costosos subsidios e inversiones en yacimientos altamente complejos que acarrean deudas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?