¿Nueva política monetaria?

| 10/27/2000 12:00:00 AM

¿Nueva política monetaria?

En un comunicado reciente, la Junta del Banco de la República dio a conocer su estrategia de política monetaria, al parecer siguiendo los lineamientos de "inflation targeting". Frederic S. Mishkin del National Bureau of Economic Research define inflation targeting como una estrategia de política monetaria que involucra estos cinco elementos:



1. El anuncio público de las metas numéricas de inflación de mediano plazo.



2. Un compromiso institucional de estabilidad de precios como el principal objetivo de la política monetaria.



3. Una estrategia informativa mediante la cual para la toma de decisiones se utilizan muchas variables monetarias y no solo los agregados monetarios y la tasa de cambio.



4. Mayor transparencia de la política en cuanto a informar al público acerca de los planes, objetivos y decisiones de las autoridades monetarias.



5. Mayor control sobre el cumplimiento de la meta de inflación.



Esta definición se ajusta bastante bien a lo que el Banco de la República expresó en su comunicado. Los puntos 2 y 5 están contemplados en la Constitución y, por tanto, ahí no hay nada qué hacer, mientras que en el resto de puntos hay coincidencia.



De hecho, el Banco anunció las metas de inflación de 8% y 6% para el 2001 y 2002, respectivamente, y anunció que fijará un valor de referencia para la base monetaria coherente con la meta de inflación, la proyección del PIB y cambios previsibles en la velocidad del dinero. Reiteró también que el valor de la referencia de la base monetaria no significa un compromiso del Banco de corregir mecánicamente cualquier desviación de corto plazo de la base respecto a ese valor. Si el Banco decide no tomar ninguna medida, se compromete a explicar públicamente por qué no lo hizo. Quizás en el único punto en el que no hay tanta claridad es en la forma como el Banco ajustará la política cuando lo juzgue necesario.



El comunicado generó todo tipo de reacciones. Para unos significa un cambio radical de la política monetaria, mientras que para otros es simplemente la oficialización de lo que el Banco venía haciendo en materia monetaria. Lo cierto es que cuando se mira la reacción del Banco frente al crecimiento de la base por encima del corredor durante todo el año 2000 se concluye que no hay nada nuevo, sino más bien la oficialización de lo ya existente. El Banco no reaccionó mecánicamente a este crecimiento, sino que utilizó una serie de variables diferentes para mantener la base en el nivel en que la mantuvo.



Lo que sí definitivamente es nuevo es la intención de comunicarle al público la estrategia de la política monetaria con el fin de guiar las expectativas de inflación.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.