| 3/1/2006 12:00:00 AM

Morales pone a sufrir a Repsol

A pesar de las denuncias contra la petrolera española Repsol YPF, por falsificación de documentos y contrabando en Bolivia, la compañía anunció sus futuras inversiones de US$150 millones en el país, para la construcción de una planta de gas licuado y un gasoducto de 200 kilómetros correspondientes a la línea Carrasco-Cochabamba. El presidente boliviano Evo Morales ha reiterado que "Bolivia no necesita patrones, sino socios" y que el modelo de la relación con las petroleras extranjeras debe cambiar. Ahora el problema para Repsol no son solamente las presiones políticas, que se pueden negociar, sino las judiciales, que han tenido un alto costo para la compañía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?