México crece, a pesar del entorno adverso

| 10/3/2002 12:00:00 AM

México crece, a pesar del entorno adverso

A pesar de la prolongada desaceleración de Estados Unidos, su principal socio comercial, este año el PIB de México crecerá 1,6%, un resultado que excede el promedio regional, estimado en -0,6% del PIB por el FMI.



En un entorno de baja inflación y tasas de interés relativamente estables, la economía de México ha logrado repuntar. Compensando el efecto de las menores exportaciones a Estados Unidos, este año el aumento en los precios del petróleo ha sido particularmente importante para este exportador de crudo, pues se estima que los precios internacionales cargan una prima de por lo menos US$5 por barril por la amenaza de una guerra entre Estados Unidos e Iraq. De esta manera, el Estado ha contado con importantes recursos fiscales adicionales, que cubren buena parte de su déficit fiscal.



Por su parte, la devaluación no ha sido tan acelerada como en el resto de la región. De hecho, no se espera una tasa superior a 9% al cerrar el 2002.



Para el próximo año, los retos para el gobierno mexicano en materia fiscal serán grandes, si el precio del petróleo cae o si la recuperación de Estados Unidos se demora mucho más de lo esperado. Por ahora, si estos dos factores no toman un curso errático, se espera que México crezca un 3,5% del PIB en el 2003.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.