| 2/6/2004 12:00:00 AM

Menos servicio domestico

Entre 1984 y 2002, la proporción de hogares que emplean personas asalariadas para hacer trabajos domésticos se recortó a la mitad. Un estudio Luis E. Arango y Carlos E. Posada encontró cuatro variables que explican la reducción. La primera es el nivel de educación del jefe del hogar en relación con el del servicio doméstico. En ese período, la educación de los trabajadores aumentó más que la de los jefes de hogar por lo cual creció el costo de los servicios domésticos y con ello disminuyó la demanda. La segunda variable es el número de desempleados en el hogar. La proporción de desocupados en el hogar creció sensiblemente desde 1995 y por ello se redujo la necesidad de ayuda externa. En tercer lugar, está la riqueza del hogar. Esta variable, medida como la proporción entre la riqueza y el ingreso por hogar, se mantuvo estable en el período analizado. Por último, aparece el número de personas que requieren cuidados en el hogar, esto es, inválidos, niños y ancianos, un número que también bajó desde 1990.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?