| 10/15/2004 12:00:00 AM

Manejo de crisis

Para Raymond Gilmartin, presidente de Merck & Co., el retiro del medicamento Vioxx, porque aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, implica tanto amenazas, como oportunidades. Si el ejecutivo es capaz de sacar adelante la empresa, demostrará su talento en el manejo de crisis y logrará retirarse por la puerta grande en 2006, como es requerido por la compañía cuando cumpla 65 años. Sin embargo, sus planes pueden verse frustrados por el clamor de algunos accionistas, que desean que ruede su cabeza antes de tiempo.

Según Jonathan Bernstein, experto en manejo de crisis, el asunto depende en gran medida de lo que se logre probar acerca del retiro del Vioxx. "Si hay evidencia que demuestre que Merck y él estaban conscientes de los riesgos de la droga más de lo que revelaron, Gilmartin perderá su puesto sin ninguna duda", afirma en entrevista con thestreet.com.

Esto será determinante en la carrera de Gilmartin quien, además, está en la junta directiva de Microsoft y es directivo de General Mills.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?