| 11/13/2013 6:00:00 PM

Medidas desesperadas

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, comenzó a extender los controles de precios no solo a alimentos sino a otros sectores de la economía como calzado, textiles, juguetes, vehículos, ferreterías y electrodomésticos. En vez de reconocer que la inflación había alcanzado 54%, el nivel más alto en casi dos décadas, debido al fuerte gasto fiscal que ha hecho para mantener “el modelo chavista”, Maduro culpó a las empresas de acaparar productos y subir los precios como parte de una llamada «guerra económica» contra su gobierno. Incluso, está arrestando a gerentes de tiendas y bloqueando páginas web que dan a conocer el tipo de cambio en el mercado negro. Mientras la cotización oficial fija está en 6,3 bolívares por dólar, las operaciones en este mercado se acercan a los 60 bolívares. Para los analistas, esta radicalización de Maduro va a exacerbar los problemas de escasez que ya tiene Venezuela.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?