| 4/18/2006 12:00:00 AM

Los retos del Tigre céltico

Después de ser una de las naciones más pobres del mundo occidental, en apenas 2 décadas Irlanda ha pasado a ser una de las más ricas. Pero se ha empezado a descubrir que este crecimiento vino acompañado por niveles persistentes de pobreza, infraestructura frágil y problemas de inmigración. Reuters sostiene que la economía de Irlanda crece al doble del promedio de Estados Unidos y la construcción de vivienda marca un récord histórico. También predice que este panorama se prolongará otros 15 años. Sin embargo, un quinto de la población de 4 millones de habitantes está en riesgo de ser pobre, y la brecha con los ricos se ha mantenido fija por más de una década. Asimismo, el transporte representa un obstáculo para el crecimiento. Por ejemplo, enviar carga de Dublín al mayor puerto de Rosslare toma entre 3 y 4 horas. Por último, los sindicatos y organismos del Estado empiezan a preocuparse por los inmigrantes, dado que en el último año ingresaron 700.000 personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?