| 2/6/2004 12:00:00 AM

¿Llego el futuro?

En junio, WalMart sacudió al mundo del comercio al anunciar que en enero de 2005 les exigiría a sus 100 mayores proveedores identificar sus cajas y pallets con etiquetas de radio frecuencia, RFID (Radio Frecuency Identification).

Sus competidores se dieron frenéticamente a la tarea de entender la utilidad y los límites de esa tecnología, con la cual cada empaque en bodega envía a un punto central una señal que permite determinar su ubicación y la cantidad en inventario.

Estudios como los de la consultora ATKearney ya demostraron beneficios: reducción de inventarios (ahorros de 5%), baja en costos de mano de obra en las bodegas (7,5% de ahorro) y recorte en la probabilidad de quedar sin mercancía en las góndolas. Esto cubre el costo de implantación, US$400.000 por centro de distribución, US$100.000 por almacén, US$35 millones para el sistema central y US$0,05 por etiqueta.

La carrera entre WalMart y su competencia para adoptar la novedosa tecnología está abierta y, aunque muchos analistas sostienen que habrá serios tropiezos y el plan tendrá que ser aplazado meses, casi nadie duda de que la RFID se volverá el estándar del comercio en el futuro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?