| 5/31/1998 12:00:00 AM

Las calificadoras de riesgo Los presidentes sorprenden

La más reciente encuesta realizada por Gallup entre 100 presidentes de las 300 empresas más grandes del país reveló dos datos sorprendentes. Primero, el escepticismo empresarial sobre la sostenibilidad de la banda cambiaria. Aunque el 25,3% de los ejecutivos consideró que la banda debía modificarse, el 40,5% cree que el Banco de la República no logrará mantenerla. Este porcentaje es muy superior al de una encuesta similar de hace tres meses. Y, segundo, el análisis de valor agregado ­comúnmente denominado EVA­ ingresó rápidamente a la caja de herramientas financieras de las empresas colombianas. El 54,4% de los presidentes aseguró que lo está implementando y el 30,4% que lo hará próximamente.



La calificación que hacen de la deuda colombiana las tres calificadoras de riesgo es de "investment grade" o grado de inversión. Sin embargo, dentro de todos los niveles de esta calificación el de Colombia (Baa3, BBB, BBB-) es el más bajo ya que es el límite antes de convertirse en "inversión especulativa". Entre un 30% y un 40% del mercado financiero internacional supone que a Colombia dentro de poco le van a reducir la calificación y, por tanto, el spread sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos que le están cobrando hoy al país es de 333 puntos. Hace un año esta prima era de 130 puntos por encima de esos bonos, que se consideran la inversión estrella.



El outlook, o perspectiva de la calificación, se mantiene estable por parte de Standard & Poor's y Duff & Phelps. Moody's lo acaba de calificar como negativo. Esta es una primera advertencia de que si no hay cambios, la calificación del país probablemente se va a modificar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?