| 11/8/2012 12:00:00 AM

Lágrimas de cocodrilo

Lacoste, la famosa marca de moda francesa, cuyo símbolo es un cocodrilo, está a punto de cambiar de dueños debido a una pelea entre sus propietarios. El enfrentamiento lo protagonizan el jefe del clan, Michel Lacoste, y su hija Sophie, quien lo desbancó de la presidencia porque él no quería que ella fuera su sucesora, sino su sobrina Béryl Lacoste. Para evitar que Sophie se impusiera, el padre no solo la demandó sino que realizó un pacto de venta de 30% de la empresa al grupo suizo Maus Frères, que ya tenía 35%. Si padre e hija no llegan a un arreglo, los suizos pasarán a ser accionistas mayoritarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?