| 12/10/2004 12:00:00 AM

La vieja reserva

El precio mundial del oro alcanzó niveles no vistos desde finales de los 80. En diciembre, la onza del metal subió hasta los US$450 y para finales de la primera semana de diciembre superó los US$455. La demanda del metal es una reacción normal a las pocas opciones de inversión en otros activos y a la continua debilidad del dólar, el cual también alcanzó su menor nivel contra el euro desde 1999. Si la divisa estadounidense continúa debilitándose, los analistas no dudan que la onza superaría US$460, demostrando por qué el metal es el activo de preferencia en tiempos difíciles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?