| 3/26/2010 12:00:00 AM

La nueva ley de salud de Obama. Mayor cubrimiento, mayor costo

La reforma a la salud que aprobó el Congreso de Estados Unidos es considerada el más profundo cambio a las políticas de salud en ese país durante décadas, por su impacto social y porque amplía el cubrimiento en salud a toda la población. La reforma con la que el presidente Barack Obama se comprometió desde el inicio de su administración no solo permitirá ampliar la cobertura a más de 32 millones de estadounidenses sino que brindaría subsidios para que los más pobres compren pólizas de salud. Igualmente, otorgará ayudas a las familias que ganen menos de US$88.000 anuales y a las empresas con menos de 25 empleados y les prohibirá a las aseguradoras negar el cubrimiento o cobrar más por las preexistencias de alguna enfermedad, entre otros cambios.

Sus críticos creen que los US$940.000 millones que costará la reforma en la próxima década traerán enormes alzas de impuestos y engrosarán el enorme déficit fiscal del país, que llegaría este año a US$1,6 billones. Sus defensores estiman que al final la reforma terminará reduciendo el déficit en US$140.000 millones durante la primera década y en US$1,2 billones durante la segunda, con la reducción de precios y el aumento de los impuestos a los jubilados con ingresos superiores a los US$200.000 y un gravamen del 40% para las pólizas de lujo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?