| 11/27/2014 12:00:00 AM

La hora de España

España parece tener el camino despejado para su recuperación en los próximos cinco años. Las reformas estructurales adelantadas principalmente en su sistema bancario se han convertido en su tabla de salvación económica, con posibilidades de repuntar muy por encima del promedio de la Eurozona. Según las previsiones de Goldman Sachs, el Producto Interno Bruto (PIB) español puede tener un crecimiento de 1,3% este año, 1,6% en 2015, 2016 y 2017, y 1,7% en 2018. Los datos son dicientes, ya que Alemania, –una de las economías con mejores resultados– por su parte, podría crecer 1,3% al cierre de este ejercicio, 1% en 2015; 1,8% en 2016, 1,4% en 2017 y 1,2% en 2018%. Así las cosas, se avizora un mejor panorama para los españoles, que en el pasado fueron los más afectados por la crisis. Los analistas destacan que ambas economías, a pesar de encontrarse en diferentes momentos del ciclo, se han beneficiado de la implantación de cambios estructurales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?