La duda no se disipa

| 10/13/2000 12:00:00 AM

La duda no se disipa

El debate entre los candidatos presidenciales en Estados Unidos opacó casi por completo la decisión que, prácticamente en el mismo momento, tomó la Reserva Federal de mantener sin cambio la tasa de interés básica de referencia, que por varios meses ha permanecido en 6,5%. La decisión alivió los temores de los mercados accionarios, que inmediatamente tuvieron un repunte. El golpeado Nasdaq, que está muy vinculado a las cotizaciones de las empresas de alta tecnología, regresó a su nivel más alto del año.



Pero, más allá de este alivio momentáneo, persisten las dudas sobre un eventual derrumbe del acelerado crecimiento de Estados Unidos. Hay indicios de desaceleración de la demanda, que han llevado a afirmar a Alan Greenspan, que sus tendencias ya no están excediendo el potencial de crecimiento de la producción. Por este lado parecen estar bajo control las tendencias inflacionarias. Pero los analistas coinciden en afirmar que la fuerte alza de los precios del petróleo aún no se ha reflejado plenamente en los índices de precios al consumidor, lo que obligaría a un ajuste tardío y, por tanto, más severo de las tasas de interés. También existe el temor de que, dados los altos niveles de endeudamiento de las empresas en Estados Unidos, los inversionistas europeos, que hoy están financiando su elevado déficit externo, se atemoricen. De suceder tal cosa, ocurriría una abrupta devaluación del hoy todopoderoso dólar y ello atizaría la inflación. Los temores no han desaparecido del escenario mundial.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.