| 12/1/1997 12:00:00 AM

La crisis de las bolsas tiene costos.

Han empezado a sentirse los primeros efectos sobre Colombia de los cambios en los mercados financieros internacionales. En los últimos años, el acceso de entidades y empresas a los mercados de crédito externo fue fácil y por lo general el banco que dirigía la operación crediticia se comprometía con la entidad a desembolsar los recursos y luego salía a sindicar el crédito con otros bancos. Es decir, organizaba un sindicato de bancos que, en conjunto, asumían el riesgo de la operación. Con la crisis de confianza en los mercados emergentes, algunos de estos créditos (al parecer hasta por US$1.000 millones) se quedaron sin distribuir, teniendo los bancos contratantes que asumir los compromisos totalmente. Esto tiene dos efectos. El primero es que los bancos tendrán que provisionar estos créditos, lo que afectará sus utilidades y lo segundo es que hacia el futuro, al menos hasta que se restablezca la confianza, Colombia tendrá problemas para conseguir créditos en el exterior. La situación afecta especialmente al sector eléctrico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?